Jóvenes debaten la política ambiental en Costa Rica – aguas residuales

Fecha:09/05/2014
Lugar:Sede FES
Hora:9:00 a.m. a 12 m.

La actividad generó ideas acerca del tratamiento de las aguas residuales en un marco ético de gestión, la contabilidad verde, el sistema de incentivos, el marco legal, el ordenamiento territorial y el diálogo socio-político.

El tratamiento de las aguas residuales debe plantearse el marco ético sobre las causas y consecuencias en la cultura y la educación ambiental, por un lado, el principio de reducir cantidad y contaminación del agua, y por otro lado, el principio de quien contamina paga al considerar en la política el ciclo de vida que trasciende el ciclo del agua para integrar los costos y los pagos ambientales.

La contabilidad verde es una alternativa para hacer ver los recursos naturales al nivel de cuenca hidrográfica que permite visibilizar el escenario actual y proyectar el escenario posible respecto al uso cultural de los recursos naturales y la conciencia sobre el abuso de los mismos.

El sistema de incentivos e información es una ventana de oportunidad para cambiar los hábitos y hacer nuevos valores ciudadanos que inicia con dar valor al agua. La huella del agua como indicador debe fortalecer el programa Bandera Azul como instrumento de política que instale la agenda azul en la agenda ciudadana para desarrollar capacidades de participación y gestión desde el territorio. Las iniciativas deben contar con información actualizada para las decisiones concentradas en los problemas del ambiente y las necesidades de la gente, no menos importante será consultar y convocar el criterio experto para enfocar las acciones a resultados.

El marco legal debe ser armonizado bajo el compromiso ético de aplicación de las normas, un nuevo arreglo institucional que prometa la coordinación en el territorio, la actualización de la normativa entre lo nacional y lo local. La cultura de legalidad debe fortalecerse como capacidad ciudadana porque ahí donde la autoridad institucional no aplica, la autoridad del pueblo hace la diferencia.

El ordenamiento territorial es el instrumento de política pública para enfocar en la cuenca hidrográfica como unidad de planificación de la gestión del agua. El proceso de análisis y decisión debe involucrar a las comunidades para que participen de manera informada bajo el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas donde destaca la responsabilidad social empresarial como ejemplo.

Finalmente y no menos relevante es el diálogo social y político acerca del agua. El agua como recurso, como Derecho Humano y como bien público de lo cual solo la política pública puede hacerse cargo de observar y aplicar.

Se ofrece la presentación elaborada por María José Vásquez Vargas, quien está en proceso de elaborar una sistematización y publicación sobre las agua residuales en Costa Rica como factor asociado al problema público ambiental.



Documentos relacionados

 

Enlaces de interés