Taller Nacional - La economía del cuidado nos importa

Fecha:04/07/2016
Lugar:Heredia

Los días 4 y 5 de julio o se desarrolló en la ciudad de Santo Tomás de Heredia-Costa Rica el taller nacional con mujeres sindicalistas La economía del cuidado nos importa como parte de la campaña con el mismo nombre que viene realizando la Confederación Sindical Internacional CSI y la Confederación Sindical de las Américas CSA, con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert.

En la actividad participaron 30 mujeres de 4 centrales sindicales: Central de Trabajadores Rerum Novarum, la Central Movimiento de los Trabajadores, la Central Única de Trabajadores y la Central Social Juanito Mora Porras, que conforman la Mesa Sindical de Mujeres.

Amanda Villatoro de la CSA comentó que …La inserción de las Mujeres en el mundo laboral, pensado, diseñado y estructurado por hombres y para hombres, es un reto que las mujeres deben enfrentar día con día por su propia sobrevivencia y la de sus familias. En una sociedad donde la ausencia de corresponsabilidad masculina en las tareas de cuidado, es más una norma que una excepción... Incuso en sectores donde la fuerza de trabajo está compuesta mayoritariamente por mujeres, los patrones establecidos en cuanto a la organización y dirección de la actividad laboral se rigen por la misma matriz patriarcal de cualquier ámbito laboral.

Olman Chinchilla quien preside actualmente el espacio de coordinación de las cuatro centrales sindicales reiteró el compromiso de este espacio con la agenda de género que mantienen las cuatro centrales sindicales.  Indicó que para alcanzar la igualdad entre mujeres y hombres en el mundo del trabajo, se necesitan enfoques armonizados a nivel nacional, regional e internacional , así como una colaboración sólida entre mujeres y hombres, entre familias, Estado, y la sociedad en su conjunto. Por su parte María Tsirantonaki de la CSI afirmó que la discriminación hacia las mujeres, atenta contra los Principios y Derechos Fundamentales en el trabajo, los Derechos Humanos y la Justicia social. Por eso los beneficios que derivan de la discriminación en el lugar de trabajo, en las condicione laborales o para el acceso efectivo a éste, van más allá del ámbito individual y alcanzan a la sociedad y a la economía en su conjunto. En este sentido, resulta urgente reconocer el trabajo del cuidado como un componente de la protección social y garantizar a través de políticas públicas el derecho a cuidar de forma equitativa entre mujeres y hombres, y el de ser cuidados. Entre los resultados del taller, las mujeres definieron una agenda común de las 4 centrales sindicales y un plan de acción para darle seguimiento al tema, con miras al encuentro mundial que se llevará a cabo en Costa Rica en el año 2017. Teniendo como hilo transversal el reconocimiento de la contribución de las mujeres en el desarrollo económico, político, social, así como de la imperiosa necesidad de seguir fortaleciendo la visibilización de dicha labor en el marco de una apuesta efectiva de Derechos Humanos.