El proyecto 3D como modelo de cooperación para el desarrollo

Fecha:18/12/2017

El proyecto 3D como modelo de cooperación para el desarrollo

Lo primero que hay que tomar en cuenta es al asegurar la esencia de los proyectos de impacto social, que muchas veces se pierden en los diseños de marco lógico y planificación, dejando del lado los principales elementos que le permiten a un proyecto un impacto genuino, como son la identificación clara de una parcela de la realidad en la que se quiere impactar y cómo quiere impactársele. El proyecto 3D tuvo la claridad de los aspectos de la realidad que pretendía impactar: la deficiente cultura democrática salvadoreña y la forma en que quería impactarlo: a través de espacios de debate y diálogo con jóvenes líderes de diversos espectros ideológicos y de distintas plataformas de acción y participación.

Muchos suelen olvidar estos aspectos básicos para el impacto y la trascendencia de un proyecto, y muchas agencias de cooperación ponen un énfasis desproporcionado en diseños que carecen de objetivos claros y que parten de necesidades inexistentes o poco prioritarias para sus poblaciones objetivos. En ese sentido, la FES supo reconocer que el proyecto 3D tenía claramente definida la realidad y la forma en que querían impactar, antes que poner un énfasis desmedido en aspectos formales. 

Otro aspecto importante en la relación del proyecto 3D con la cooperación de la FES, fue la búsqueda de socios que compartieron sus valores generales: la democracia, los derechos humanos, el Estado de derecho; sin que esto significara que compartieran o tuviesen total afinidad ideológica. Esto permitió que la FES y los organizadores del proyecto 3D fluyeran con total confianza, partiendo de que no necesariamente se alineaban totalmente ideológicamente, pero que sí compartían un marco amplio de valores sobre el cual podían actuar en equipo.

En tal sentido, uno de los aspectos a destacar es que la FES nunca condicionó su apoyo al proyecto 3D para introducir una agenda o temas en específico para debatir, algo que suele ser al contrario en muchos esfuerzos de cooperación, en donde las agencias brindan cooperación precisamente para que los organizadores sean meros implementadores de ideas o esquemas que son de interés para el cooperante, pero que no necesariamente son de interés para sus poblaciones objetivo. Por el contrario, en el proyecto 3D tanto sus organizadores como su población objetivo compartían e identificaban como necesidad la propuesta de 3D, y la FES comprendió su papel como cooperante, apoyándoles sin imponerles agendas ni temas. 

La cooperación de la FES al proyecto 3D fungió precisamente como un socio que apoya, sin tratar de asumir el rol de liderazgo ni de protagonismo, sino más bien apoyando el trabajo de los liderazgos que permitían que el proyecto funcionara y creciera. Este es otro elemento que hay que destacar en dicha relación de cooperación, en la que la FES promovió la construcción de liderazgos, dejando que actuaran con sus propias visiones y direcciones, antes que pretender cambiar o imponer rutas o agendas propias. La FES supo identificar liderazgos con los que compartía valores esenciales, y en ese sentido se aseguró que el proyecto marcharía sobre las líneas de valores que son de interés para la Fundación.  

También es importante destacar que la cooperación debe procurar apoyar proyectos que sean asumidos y sentidos no sólo por los organizadores y el cooperante mismo, sino que sean adoptados por los beneficiarios como algo propio, como algo sentido y compartido por ellos, ya que eso asegura su impacto pero también hace más factible su multiplicación.

Finalmente,  es importante que las lecciones aprendidas de los proyectos queden como productos que puedan ser replicables para otros procesos y proyectos. En tal sentido, la FES se aseguró de apoyar aquellos esfuerzos de 3D que iban encaminados a compartir y sistematizar las lecciones aprendidas y los productos creados durante los 4 años del proyecto 3D, precisamente para que otras iniciativas puedan utilizarlas y aprender de estas experiencias. Esto permite generar conocimiento aplicado y compartido.