Análisis de contexto por mujeres progresistas

Fecha:12/02/2014
Lugar:Oficinas FES, Tegucigalpa

Como resultado de la discusión, varios conceptos fueron definidos. Honduras vive en un sistema de capitalismo periférico orientado a satisfacer necesidades de productos agrícolas principalmente, con mano de obra barata y productos extractivos como principal oferta y statu quo interno que drena los recursos de los hogares.

Sigue predominado en todos los niveles un régimen y una cultura patrimonial, basada en el clientelismo y que gira alrededor de figuras caudillistas con un reconocimiento “formal” de la idea de nación homogénea y Estado de Derecho.

Honduras vive un proceso de normalización de la violencia y desigualdad y al mismo tiempo con la sistematización del empobrecimiento de los sectores mayoritarios no favorecidos por las políticas estatales la movilidad ascendente se ve truncada. El Estado de bienestar parece no ser una posibilidad a través de las políticas actuales y las dinámicas establecidas y parece sumamente necesario plantear caminos alternativos.

Todas esas políticas impactan de manera diferenciada a hombres y mujeres, particularmente a éstas últimas, que día a día son víctimas de un despojo general en todos los sentidos posibles.

Esos temas fueron discutidos ampliamente en el espacio permanente de encuentro entre Lideresas políticas y sociales hondureñas en el marco de la Mesa de Mujeres Progresistas de la Fundación Friedrich Ebert (FES).

Finalmente se mencionó como hito el Golpe de Estado del 2009 que obligó a la recomposición política en el país, que regresó a la ciudadanía a la sombra del control político militar pero que también permitió el aparecimiento de nuevos actores contra hegemónicos que cada vez con más fuerza son capaces de enfrentar al poder tradicionalmente establecido, donde la participación de las mujeres ha sido y será fundamental para avanzar hacia la equidad.



Documentos relacionados