Diputados y Diputadas analizan principales desafíos fiscales

Fecha:03/04/2014
Lugar:Hotel Plaza Juan Carlos, Tegucigalpa

La economía crece sin crecer

La FES junto al expertos del ICEFI ofrecieron detallada exposición sobre la situación regional y nacional del tema fiscal a diputados y diputadas de las bancadas de oposición en el Congreso Nacional, principalmente del Partido Libre que como parte de la clase política tienen el reto de poder traducir el crecimiento económico en bienestar para la población.

La exposición contó con el análisis sobre cómo debe manejarse el tema fiscal desde la labor legislativa por parte de la ex Ministra de Finanzas, Rebeca Santos.

Según el informe del Lente Fiscal no. 7 del ICEFI, el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en Honduras cayó a 2.6% en 2013  cuando fue de 3.9% en 2012. Esto coloca al país por debajo del promedio regional y las perspectivas para 2014 son similares con un crecimiento proyectado entre 2.8% y 3%.

La situación fiscal de deterioró es muy fuerte ya que el déficit que alcanzó el gobierno central es del 7.7% del PIB. El nuevo gobierno realizó una reforma fiscal (una de las más fuertes en los últimos años) que le representa ingresos y ahorros por alrededor de 3% del PIB, está medida significa un duro golpe a la economía de la población que ya tiene enormes problemas para poder abastecerse de las necesidades mínimas para acercarse a una vida dignidad. Además la capacidad de la administración tributaria para hacer esta reforma efectiva está en dudas. El nuevo gobierno ha iniciado platicas con el Fondo Monetario Internacional, que de concretarse, marcará la política económica para los próximos años.

En lo político, el rompimiento del bipartidismo en las elecciones pasadas marca  un nuevo escenario con desafíos importantes como la remilitarización de la sociedad que además profundiza las alarmantes cifras de inseguridad y violencia que se viven en el país.

Restablecer una economía saludable, mejorar la capacidad financiera del Estado sin que esto signifique más duros golpes a la población y eficientar el gasto público transformando el asistencialismo en programas reales de desarrollo y dejando a un lado los exorbitantes gastos en seguridad y defensa que no han dado resultados son probablemente algunas de las bases sobre las que los legisladores podrían empezar a encaminar sus esfuerzo y tratar de revertir la política actual o al menos dar luces y marcar la senda hacia una política distinta.



Documentos relacionados