¡Erick Martínez Ávila vive, su lucha sigue y sigue!

Fecha:23/05/2014
Lugar:Oficinas FES, Tegucigalpa

Erick Alexander Martínez Ávila fue el primer hondureño abiertamente gay que participó como candidato a un cargo de elección popular como diputado del departamento de Francisco Morazán por la corriente interna Fuerza de Refundación Popular (FRP) del Partido Libertad y Refundación LIBRE. A menos de un mes de ese nombramiento fue secuestrado y asesinado.

El 7 de mayo del 2012 se dió a conocer la noticia de que se había encontrado sin vida el cuerpo de Erick que además de periodista era un destacado defensor de los derechos humanos, fundador y militante del Movimiento de Diversidad Sexual en Resistencia (MDR), de la Mesa de Egresados/as Agentes de Cambio y militante activo de la Organización Política Los Necios (OPLN).

La carrera política de Erick Martínez había comenzado en sus años de estudiantes como miembro del Movimiento Independiente de Periodismo (MIP) del Frente de Reforma Universitario (FRU) y para el 2003 ya era un destacado dirigente estudiantil.

Luego se incorporó a la organización KUKULCAN y comenzó a activar a nivel nacional por los derechos de los hombres homosexuales históricamente agredidos y denigrados en Honduras.

En 2007 ingresó al programa de Agentes de Cambio de la Fundación Friedrich Ebert Stiftung (FES) que este año al igual sigue una tradición de conmemorar la vida de este luchador social y político todos los meses de mayo.

El homenaje es organizado por los agentes de cambio que ahora conocen del esfuerzo de Erick Martínez que siempre supo combinar la lucha por los derechos personales con los planteamientos generales sobre el Estado, el sistema y la historia política nacional e internacional.

En búsqueda de justicia

En el evento en homenaje a Erick Martínez se recordó su legado político y su lucha por el respeto de todas las personas por igual sin importar su condición sexual, económica o sus creencias.

El activista y candidato político fue asesinado luego de varias amenazas recibidas en su teléfono móvil y de varios artículos en periódicos nacionales, que criticaban profundamente su nombramiento como candidato a diputado.

La muerte de este activista se une a las decenas de asesinatos registrados en Honduras desde el 2009, mismos que se mantienen en la impunidad por la falta de efectividad de las autoridades de defensa y seguridad.

La Fundación Friedrich Ebert y los Agentes de Cambio reivindican a este luchador y mantiene su compromiso por seguir luchando por los objetivos por los que Erick Martínez Ávila dio su vida.

¡Erick vive, su lucha sigue y sigue!