La otra cara de los ajustes tributarios y fiscales del país: la perspectiva de la seguridad

Fecha:23/01/2014
Lugar:Oficinas FES, Tegucigalpa

¿Impuestos para qué?
La otra cara de los ajustes tributarios y fiscales del país, la perspectiva de la seguridad
En Honduras en los últimos años la inseguridad ha servido para justificar todo tipo de leyes y políticas estructurales, fiscales y económicas, curiosamente lo único para lo que no ha servido es para crear una política de seguridad clara. La Fundación Friedrich Ebert (FES) realizó una mesa de trabajo para analizar los ajustes tributarios y fiscales recientemente aprobados y al mismo tiempo profundizar en el análisis de la política de seguridad. Como invitados se contó con el analista económico y político Fernando García y con Juan Almendares, director del Centro de Tratamiento y Rehabilitación de Víctimas de Tortura y sus Familiares (CPTRT).

Economía Política
Previo al análisis de las nuevas  disposiciones legislativas se expusieron algunos términos sobre la Economía Política que expone las relaciones productivas en una sociedad. Aunque estás relaciones en Honduras obedecen más a actores externos que a los nacionales. Según Almendares para los organismos financieros “el concepto de gobierno va unido a lo que grandes organismos financieros han hecho de él: una herramienta ideológica para una política de Estado mínimo en bienestar y felicidad y máximo en militarización, privatización y exclusión social”.

Según García el país se enfrenta a una dura realidad, estamos en una sociedad divida, una nación fraccionada, un Estado fragmentado con contradicciones permanentes entre las normas jurídicas y la prevalencia de la injusticia, entre los operadores de justicia y el dominio de la impunidad, múltiples instituciones sin institucionalidad y una disparidad entre las políticas públicas y el presupuesto definido para estas.

A Honduras la aquejan actualmente una serie de factores que hacen muy difícil que pueda salir del escollo en el que se encuentra. Sufre de restricciones históricas estructurales, inadecuadas políticas públicas y de Estado, falta de implementación de políticas y estrategias públicas, carencia de una institucionalidad eficiente y eficaz y una limitada visión estratégica de país comprensiva de sectores y temas.

En Honduras en los últimos años la inseguridad ha servido para justificar todo tipo de leyes y políticas estructurales, fiscales y económicas, curiosamente lo único para lo que no ha servido es para crear una política de seguridad clara. La Fundación Friedrich Ebert (FES) realizó una mesa de trabajo para analizar los ajustes tributarios y fiscales recientemente aprobados y al mismo tiempo profundizar en el análisis de la política de seguridad. Como invitados se contó con el analista económico y político Fernando García y con Juan Almendares, director del Centro de Tratamiento y Rehabilitación de Víctimas de Tortura y sus Familiares (CPTRT).

Resolución fiscal
A pesar de que el Estado ha sido incapaz de generar una economía saludable para permitir que la mayoría de la población pueda salir de la pobreza, su enfoque sigue basándose en algunos programas asistenciales que no cubren a todas las personas en necesidad pero que significan una pesada carga para las finanzas públicas.
Por otro parte ha habido una enorme facilidad para generar nuevas cargas tributarias que afectan a todos y todas, teniendo más impactos entre los sectores con menor poder adquisitivo.

El gobierno debe recuperar su salud financiera y su capacidad de promover el desarrollo. Al mismo tiempo incrementar la eficiencia en la recaudación tributaria. Desde el gobierno central se debe impulsar acciones como combatir la evasión y la elusión, sanear la red de aduanas, mejorar controles administrativos, establecer cuotas de recaudación por departamento basadas en su peso económico relativo y recuperar la mora

Es incorrecto seguir creyendo que la falta de pago de impuestos de algunos se puede compensar con aumentarle el impuesto a quienes si los están pagando. El Estado no puede sostener su actual política y debe urgentemente buscar revitalizar la economía, esto a su vez disminuirá las brechas sociales que generan más crimen y más violencia, dentro de poco podría hasta ser posible quitar los impuestos que se usan para llenar los fondos de una estrategia de seguridad que no presenta frutos. En otras palabras el buen uso de los impuestos puede llevar a estos se disminuyan.



Documentos relacionados